Vintage lleno de color

Vintage lleno de color

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado, algo azul… así, con cosas encontradas aquí y allá, heredadas de parientes o traídas de viajes lejanos es que esta pequeña casa en Brooklyn, Nueva York, ha ido tomando forma.

brooklyn-14

Pensada para una familia de 4 integrantes, con dos niños pequeños en constante movimiento, el diseño de interiores mezcla colores sólidos como el amarillo, rojo y verde con patrones llamativos y cientos de elementos decorativos que le dan un aire vintage muy fresco.

brooklyn-7

Un papel tapiz atrevido puede cambiar por completo el ambiente de una habitación. En este caso, los dibujos de hojas verdes contrastan con el amarillo de la cajonera y el rojo de la silla para crear impacto visual.

brooklyn-4

Aunque los espacios podrían parecen recargados debido a la cantidad de objetos y elementos decorativos, hay una cierta ligereza que se consigue con una paleta de color intensa y divertida.

brooklyn-3

brooklyn-10

El muro-galería de la sala es una gran forma de exhibir los tesoros personales, cuadros antiguos, objetos heredados, libros y souvenirs. Nada de minimalismo… la clave para una decoración vintage y alegre está en mantener una paleta de color clara y, desde ahí, atreverse a mezclar texturas, formas y estilos ¿se animan?

brooklyn-13

brooklyn-15

 

brooklyn-11

 

brooklyn-12

brooklyn-2

 

brooklyn-6

 

Fotos: David Land